Medicina Hispana - Guía de servicios de salud


Ir al Contenido











Practique la
Medicina Preventiva


Mucho se habla de las enfermedades, pero muy pocas veces se toman las medidas necesarias para prevenirlas. La medicina preventiva no se limita a las vacunas, como algunas personas podrían pensar. Si bien es cierto, hay enfermedades difíciles de prevenir, existen muchísimas que siguiendo algunos buenos y sencillos hábitos de higiene y salud, pueden evitarse.

La medicina preventiva, “es la rama de la medicina que trata de la prevención de enfermedades. Incluye todas las medidas destinadas a evitar la aparición de la enfermedad (prevención primaria), a parar su proceso (prevención secundaria) y a evitar sus posibles complicaciones”, según lo define la página Web http://www.mgc.es/es/ps/ps_especialitat?esp=esp.

El tema de medicina preventiva es muy amplio. Esta nota ofrece algunas recomendaciones generales, sencillas, pero importantes que pueden ayudarnos en la prevención de muchas enfermedades.


• El ejercicio. Ejercitarse constantemente contribuye al cuidado preventivo de la salud. Ayuda a mantener un peso adecuado y disminuye el riesgo de enfermedades, especialmente de tipo cardiovascular. Además se ha comprobado que el ejercicio es beneficioso para la salud mental, pues reduce el estrés y mejora la autoestima.
Medicina preventiva

• Nutrición e higiene alimentaria. El control del peso corporal es muy importante, ya que el exceso o insuficiencia del mismo, puede ser un factor desencadenante de muchas enfermedades. Una dieta balanceada y saludable es esencial para el cuidado de la salud. También tomar las medidas adecuadas en la preparación y el consumo de alimentos, nos ayudará a prevenir enfermedades de tipo alimentario.

• Evitar o moderar el consumo de tabaco, alcohol y drogas. El consumo de estas sustancias es dañino para el organismo, provocan una serie de enfermedades. Conocer sus efectos negativos debería ser un poderoso aliciente para dejarlos o al menos moderar su consumo.

• Controles o chequeos periódicos. Cuando una persona padece de ciertas enfermedades como presión alta, colesterol, diabetes, etc. debería hacerse chequeos periódicos, para evitar complicaciones futuras mayores. También se puede prevenir enfermedades en dientes y encías, visitando periódicamente al odontólogo.

• Vacunas. Es recomendable mantener al día el esquema de vacunas y los refuerzos de las mismas, tanto en niños como en adultos.

Si tomamos en cuenta estos sencillos consejos y los ponemos en práctica, podremos prevenir muchas enfermedades. Recuerda que: “es mejor prevenir, que curar”.

Fuente:
Lorena de Castillo, con información de:

http://www.mgc.es/es/ps/ps_especialitat?esp=esp7
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001921.htm
http://www.seme.org/pacientes/articulo.html?id=8












Inicio | Clínicas | Hospitales | Dentistas | Visión | Servicios | Seguros | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal